Esta planta es de operación discontinua, efectúa 2 ciclos por día, y esta proyectada para obtener una buena economía térmica y condiciones operativas excelentes aplicadas a escalas de producción pequeñas y medianas.

 

El reactor opera a una presión de 12 bar (e) y a 195 ºC de temperatura aproximadamente. Cuando se llega a un grado de conversión del orden

del 85% es necesario agregar agua fresca y calentar nuevamente, en una segunda etapa de desdoblamiento, que permita subir la acidez hasta el 95 %. Para ello las aguas glicerinosas se mandan desde el fondo del reactor, a caudal regulado, por una válvula de control manual, al evaporador (F), donde se separan las aguas glicerinosas del vapor que se genera, a costa del calor sensible contenido en el líquido. Los vapores se condensan en el condensador de superficie S, después de pasar por el separador de gotas (SG). La presión de operación del evaporador instantáneo es atmosférica de modo que las aguas se enfrían cerca de los 100 ºC con lo cual se disipa el calor sensible contenido en las aguas purgadas. Llegado el 95% de acidez en el reactor y descargadas las aguas de la manera descripta, se mandan los ácidos grasos brutos a la cámara de expansión, ya mencionada, y de allí al decantador, para separar la pequeña cantidad de agua que pueden contener. De allí, con la bomba B3 se mandan a la planta de destilación.

 

DESTILACIÓN DE ÁCIDOS GRASOS

 

Nuestras plantas de destilación de ácidos grasos incorporan una primera etapa de desaireación-deshidratación, una segunda de predestilación-desodorización, un grupo de destilación formado por un evaporador del tipo laberinto o de película delgada agitada según el agotamiento del residuo solicitado, que operan a presiones absolutas de 1 a 2 Torr, o menos en aquellos últimos casos, un condensador-lavador con recuperadores de calor incorporados y su sistema de eyectores de 4 etapas. Los intercambiadores de calor aseguran una eficiente recuperación de energía.


Las unidades estándar tienen una capacidad de 1000, 1500 y 2000 kg/h.

 

EVAPORADORES DE GLICERINA

 

Los evaporadores de glicerina pueden ser de dos tipos: concentradores para aguas dulces y concentradores para aguas de sublejías. En el primer grupo, las aguas glicerinosas, que deben de haber sido tratadas para eliminar las impurezas orgánicas, son concentradas usando evaporadores de doble efecto, tubos verticales largos o circulación forzada, con termocompresor y recuperadores de calor, a objeto de lograr una elevada evaporación específica (kg de agua evaporada por kg de vapor vivo).
El segundo grupo, para aguas de sublejía, se basa en evaporadores de 2 y 3 efectos de tubos cortos, con saleros dobles, o de circulación forzada con un sistema de separación de sal.

Escisión de Grasas Comestibles

Eduardo Costa 1220

Acassuso, B-1641-AFP

Bs. As - Argentina

T: +54-11-4792-0392

F: +54-11-4792-0982

© 2014 todos los derechos

reservados